Esther_Gil

Esther Gil

Nuestro ave fénix. Dejó Sevilla para vivir en tierras extremeñas una temporada. Como aquello no le convenció –no por Extremadura, que es una maravilla–, volvió a su ciudad a empezar de nuevo. A resurgir. Licenciada en psicología, apostó por la comunicación digital de la mano de Pati. Será que tienen la misma guasa y la misma pasión.